mejor el raw

Déjate de JPG y dispara en RAW

Cuando descubres el RAW ya no hay marcha atrás, es tal la capacidad opciones que te ofrece este formato, que olvidarás el JPG en menos que se tarda en fotografiar un ave en vuelo. Ahora bien, ten en cuenta que deberás trabajar con el ordenador.

Qué es el RAW

Es la fotografía sin revelar, la fotografía en estado puro, crudo, eso es lo que significa RAW.

Con este formato de archivo es como tener la fotografía en la película de la época digital y en el momento en que encendemos el ordenador, es como empezar a revelar los resultados en la cuarto oscuro, pero sin mancharnos 😉

editor de raw
Photoshop camera RAW editor

Cuando exportamos las fotografías en modo RAW al ordenador podremos ajustar cualquier parámetro de las mismas, sin miedo a destrozar la imagen porque es un proceso reversible, algo muy útil.

Imagina que después de haber ajustado todos los parámetros, al llegar a casa, nos encontramos que en vez de un balance de blancos le hubiera ido mejor otro diferente. Si has tomado la foto en JPG olvídate de cambiar, pero con RAW podrás ajustar de manera fina esa temperatura de color.

El modo RAW es el mejor sin embargo tiene sus peros.

Que el modo RAW sea el mejor no significa que sea perfecto. Tiene unos cuantos inconvenientes pero que merecen la pena afrontarlos por los excelentes resultados.

  1. El formato RAW es mas pesado en cuanto a Kb se refiere. Lógico. Ten en cuenta que es una imagen donde cualquier parámetro se puede modificar. Esto obliga a llevar tarjetas de memoria de mucha capacidad.
  2. No es un formato universal. JPG sí lo es, cualquier dispositivo lo lee. Cada fabricante hace un formato RAW diferente por lo que deberás contar con un programa que sea capaz de leer el formato adecuado.
  3. Después de un viaje, convertir y procesar 500 fotografías se puede hacer pesado y puede que esas imágenes queden en el olvido.

Al mal tiempo, buena cara

Aunque el formato RAW tiene sus inconvenientes, siempre hay solución para todo:

  1. Puedes adquirir varias tarjetas de poca capacidad, no son tan caras y te aseguras que si pierdes una, no pierdes todas tus capturas. Además si vas a estar fuera de casa haciendo muchas tomas, que mejor que llevar un disco duro donde hacer las copias de seguridad.
  2. Aunque no es un formato universal, existe Adobe DNG que es capaz de convertir cualquier formato RAW a un formato cada vez más extendido: DNG. Éste lo lee casi cualquier dispositivo de forma nativa.adobe dng raw
  3. Procesar 500 fotografías se hace mucho más fácil si sabemos utilizar el procesado por lotes de Photoshop.

Como ves siempre hay solución y no hay excusa para no usar el modo RAW, ahora bien, no olvides el JPG. Puedes alternar uno u otro, incluso hay cámaras que te dan la opción de disparar en los dos formatos a la vez.

El modo JPG va bien para capturar aquellas imágenes que sabes que no requerirán de un procesado posterior, como por ejemplo aquellas imágenes que “sólo” formarán parte del recuerdo pero no la colgarías en tu salón.

Por eso es importante saber que tipo de fotografías quieres hacer en cada momento y cuál será su destino final. Para mí esta parte es la más difícil.

Deja un comentario